Los alumnos/as pintan la medalla milagrosa, recordando a Santa Catalina Labouré y a nuestra Virgen María.